lunes, 9 de septiembre de 2013

La Mancha - Aventura del idioma español

Escultura del Quijote 
en Valdepeñas
Cuando Cervantes escogió La Mancha para que allí tuviera lugar una de las novelas más destacadas de la literatura universal no fue por casualidad. Podría haber elegido cualquier otra zona de España u otras ciudades con mayor renombre en la época: la bella Granada, la imperial Toledo, Sevilla, Madrid.... También podría haber elegido, si hubiera tenido cierta visión turística, alguna zona costera para hacer aún mas atractiva la novela. 

La Mancha - el Paraíso de Cervantes


Pero no fue así, eligió La Mancha. Esta región natural ocupa en la actualidad parte de las provincias de Ciudad Real, Toledo, Cuenca y Albacete. Al igual que en la época en la que Cervantes escribió su novela, hoy sigue siendo un paraíso por descubrir. 

Curso Rural de español:
Almagro-Moral de Calatrava
Cervantes conoció personalmente esta tierra y debió quedar maravillado por sus luces, sus inmensas llanuras, su naturaleza salvaje. Seguro que en alguna de las ventas o posadas en las que se hospedó pudo degustar unas sabrosas gachas, unas consistentes migas o un buen pisto manchego... Todo ello acompañado por el vino de La Mancha o Valdepeñas que seguro le ayudaron a idear alguna de las aventuras del ingenioso hidalgo Don Quijote. 

Y que decir de la historia de esta tierra. Todos los grandes acontecimientos de España han tenido en La Mancha su peculiar episodio de importancia: pueblos íberos, romanos, árabes... la reconquista de la Península, los viajes a la América del descubrimiento, el siglo de Oro, la guerra de Independencia contra las tropas de Napoleón, etc. Todos estos acontecimientos, y muchos otros, vivieron en esta tierra acontecimientos trascendentales.

Pero tal vez sea la gente lo que más destaque de La Mancha: gentes sencillas, soñadoras, 

trabajadoras, alegres y hospitalarias hacen de esta tierra un festival de vivencias y experiencias inolvidables.

El Encanto Continuoso de La Mancha 


Desde que Cervantes escribiera su novela hasta nuestros días las cosas han cambiado bastante. La Mancha se ha modernizado y hoy es una región prospera, con buenísimas comunicaciones y una agricultura que ha sabido mantener la gran calidad de sus productos (aceites, vinos, quesos...) innovando y creando una floreciente industria agroalimentaria. 

Pese a este importante progreso, la esencia manchega se mantiene intacta. Es una región inmensa en el corazón de España que tiene una escasa densidad de población. Esto ha favorecido que tenga una naturaleza prácticamente virgen. Varios Parques Nacionales y otras tantas Reservas Naturales la convierten en una de las regiones mejor conservadas de Europa. Varias ciudades Patrimonio de la Humanidad y multitud de pueblos y monumentos considerados Patrimonio Nacional. Gastronomía y cultura en constante evolución... y sus gentes como siempre, encantadoras. 

¡Viva Ruta Ñ!


Plaza Mayor de Almagro -
Curso Rural en La Mancha
Todo esto fue el germen de Ruta Ñ (www.ruta-n.com). Una ruta diseñada para que los estudiantes de español visiten una serie de pueblos de La Mancha y aprendan nuestro idioma a la vez que conocen la historia y tradiciones de esta tierra tan peculiar. Disfrutarán, al igual que hace más de cuatro siglos lo hicieran Quijote y Sancho, de su gastronomía y de la hospitalidad de sus gentes. Vivirán jornadas en plena naturaleza lejos del estrés y las prisas de las grandes ciudades. 

En definitiva se trata de una inmersión completa en el idioma y la cultura española en una zona, además, en las que se habla uno de los castellanos más puros. 

Un innovador plan de estudios elaborado por un experto equipo de profesores pertenecientes a un Centro Acreditado por el Instituto Cervantes (AIL Madrid) garantizan la máxima calidad de sus cursos. 

Se trata, sin duda alguna, de una de las formas más innovadoras de estudiar el español y descubrir una tierra apasionante. 

¡Vive Ruta Ñ! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario