miércoles, 13 de noviembre de 2013

Receta de Tortilla Española

Tortilla Española, ¡te encantará! 
¡El otoño ha aterrizado por fin en Madrid! Conforme descienden las temperaturas, los españoles van abandonando el gazpacho veraniego por algo con más “sustancia”. Si buscas un plato típico español para todos los gustos y personas, mientras el invierno se cierne sobre todos nosotros, ¡te recomendamos una auténtica tortilla española!


¿Quién inventó la tortilla española?

Se especula que el plato nació en Navarra, pero nadie sabe cuándo ni quién fue el primero en cocinarlo. Un general español, llamado Tomás de Zumalacárregui parece tener algo que ver con la invención de este sabroso plato. Una historia cuenta que la inventó porque era barata, sencilla, nutritiva, y a la vez lo suficientemente sustancial como para mantener en pie a un regimiento. Otra versión de la historia cuenta que fue a pedir comida a una granja en Navarra; la sorprendida ama de casa no tenía nada más que huevos, cebolla y patatas para cocinarle, así que cogió todo y le preparó una tortilla. Por fortuna para ella (y para nosotros), le encantó y rápidamente el plato se hizo popular por toda la península.

Receta de tortilla española: simple y deliciosa

¡Tú también puedes disfrutar de una tortilla española con esta sencilla receta! Nos
centraremos en una tortilla tradicional, para que una vez que la domines puedas innovar y añadirla los ingredientes que más te gusten como: pimiento, champiñones, chorizo o queso. Este es un plato para cuatro personas, pero por supuesto si eres un auténtico español y te gusta ir de tapas, ¡puede servir desde seis hasta ocho personas! 

Necesitarás:

2 cuencos para mezclar los ingredientes (uno bien grande)
Un cuchillo bien afilado (cuidado de no cortarse)
2 sartenes (una lo suficientemente grande para freír las patatas y las cebollas)
Una espátula
Cuchara de madera para mezclar los ingredientes.

Ingredientes:

7 patatas medianas peladas (si quieres una tortilla bien grande, ¡añade más patatas!)
1 cebolla grande
El hombre al que tenemos que
 agradecer  la tortilla, Tomás 
de Zumalacárregui
6 huevos (si añades más patatas, necesitarás más huevos)
3 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta

Instrucciones:

  1. Pela las patatas, pártelas por la mitad y luego cortarlas en finas rodajas. Después, ¡al cuenco!
  2. Pela y corta la cebolla en pequeños trozos, añádelas al cuenco con las patatas y si te gustan las especias añade sal y pimienta.
  3. En el otro cuenco, bate los huevos.
  4. En la sartén grande, calienta una cantidad abundante de aceite hasta que esté a la temperatura adecuada para freír (prueba con una rodaja de patata si no estás seguro) y entonces mete las cebollas y las patatas en la sartén. El aceite debería cubrir prácticamente toda la mezcla. Fríe las patatas hasta que se ablanden, entonces saca las patatas y las cebollas del aceite. 
  5. Mezcla los huevos con las patatas y la cebolla en un cuenco grande.
  6. Calienta una cucharada o dos de aceite en la sartén más pequeña, entonces añade la mezcla de huevos, cebolla y patatas para freír. Esparce la patata y la cebolla por igual por toda la sartén. Deja que se cuezan en los bordes, levantándolos de vez en cuando con una espátula para permitir que se cocine más la mezcla, y también para comprobar que se está cocinando bien por debajo ¡No dejes que se cocine del todo! No hay que permitir que la parte superior de la tortilla se queme.
  7. Retira la sartén del fuego. Coge un plato grande, colócalo encima de la sartén boca abajo y agárralo con firmeza. Gira rápidamente la sartén y el plato, para que la tortilla se quede en el plato.
  8. Devuelve la sartén al fuego, calienta otra cucharada de aceite y entonces desliza la parte no cocinada de la tortilla a la sartén. Calienta a fuego medio por otros cuatro a cinco minutos, o cuando parezca que ya es suficiente.
  9. Apaga el fuego y déjala enfriar por dos minutos. Coloca la tortilla en un plato.
  10. Pártelo en ocho trozos, como si se tratase de una tarta, o en pequeñas porciones para servirlos como tapas.
  11. ¡Disfruta!

Top tortillas en Madrid

En España, la tortilla se suele servir
como un “pincho” (pequeña porción)
Pero si eres un cocinero novato, odias fregar o simplemente piensas que algunas cosas es mejor dejársela a los profesionales, ¡entonces no desesperes! Madrid está repleto de grandes sitios en los que comer una auténtica tortilla española. Los restaurantes en Madrid son muy buenos, ¡así que echa un vistazo a estos bares y restaurantes y pide su exquisita tortilla! 

Mesón de la Tortilla
Cava de San Miguel 15, 28005 Madrid 
Con un agradable y atento servicio de mesas, tapas tradicionales y una localización perfecta, justo debajo de la Plaza Mayor, es un sitio al que madrileños y turistas continúan visitando una y otra vez.

Las Tortillas de Gabino 
Calle Rafael Calvo, 20, 28010 Madrid
Este elegante establecimiento es perfecto para aquellos que buscan una noche más tranquila y menos ruidosa que la que proporciona el Tigre, ofreciendo una extensa carta con diferentes tipos de tortillas.

El Tigre 
Calle de las Infantas, 30, 28004 Madrid
¡La opción más barata y divertida en pleno centro de Madrid! El Tigre siempre está lleno de gente, ¡y una vez veas los precios sabrás por qué! ¡Tapas gratis de todas las formas y tamaños acompañadas de bebidas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario