miércoles, 7 de septiembre de 2016

UNA MAÑANA POR EL RASTRO


Sabemos que te encanta Madrid, sus parques, sus museos, sus barrios, sus fiestas, ¡todo! Y por esta razón queremos enseñarte hasta el último detalle de esta preciosa ciudad.
El elegido hoy es el famosísimo mercadillo de “El Rastro”. Este mercado (que originariamente era solo de objetos de segunda mano) se monta y se desmonta todos los domingos por la mañana en el barrio de La Latina.

Te preguntarás el por qué de su nombre, pues bien, la historia cuenta que por la Rivera de Curtidores (calle principal del mercadillo) se transportaban las vacas desde el matadero hasta las curtidurías (lugar donde se convierten las pieles de los animales en cuero), y éstas dejaban un rastro de sangre por todo el recorrido, de ahí su nombre (sí, lo sabemos, la historia es un poco “siniestra”)

Pero, ¡dejemos la historia a un lado! Ahora te vamos a contar el verdadero encanto de este gran mercadillo, donde pasarás un verdadero domingo madrileño. Y es que El Rastro se ha convertido en un sitio donde puedes encontrar DE TODO, literalmente, de lo más moderno, a lo más arcaico que te puedas imaginar. Nosotros queremos aportar nuestro granito de arena y te vamos a recomendar una pequeña ruta que seguir para que no te pierdas ni un rincón de este maravilloso lugar.
Imagen de: marta.boschroig1 

Puedes empezar la visita por la parte de arriba, donde la parada de metro más cercana es La Latina. Un buen punto de partida podría ser la Plaza de Cascorro  (especializada en ropa underground y otros accesorios) y luego puedes seguir la ruta por la calle principal del Rastro, la Rivera de Curtidores, y además así será casi toda cuesta abajo. No te sorprendas al ver que prácticamente no tienes hueco para andar por la calle, ¡esto es Madrid amigos!

A partir de ahí puedes empezar a callejear por los puestos que más te llamen la atención. En cambio, si quieres comenzar la visita por la parte de abajo, las paradas de metro más cercanas son Puerta de Toledo o Embajadores.
Existen zonas especializadas dentro del Rastro, aquí te dejamos las más conocidas:
  • Calle Fray Ceferino González: es conocida como la calle de los pájaros, y antiguamente se dedicaba a la venta ambulante de animales, pero actualmente sólo quedan algunas tiendas especializadas.
  • Calle de San Cayetano: también conocida como la calle de los pintores, porque en ella se encuentran tiendas en las que puedes comprar fantásticos cuadros y material de pintura.
  • Calle de Rodas, Plaza del General Vara del Rey y Plaza de Campillo del Mundo Nuevo: son unas calles con muchísimo encanto, ya que es donde se compran y venden revistas, juegos de cartas y cromos típicos de la época de nuestros padres y abuelos en España.
  • Calle del Carnero y Calle de Carlos Arniches: para los amantes de la lectura, esta es vuestra zona. Aquí se venden libros antiguos que estamos seguros que no encontrarás en otros sitios.

El mercadillo no tiene un horario definido, pero los puestos se montan a partir de las 9:00 am (más o menos) y se desmontan alrededor de las 3:00 pm, así que si tu intención es ver todos y cada uno de ellos ¡tendrás que madrugar un poco para aprovechar al máximo la mañana!
Y si cuando termines tu largo paseo por el Rastro quieres coger fuerzas, no te preocupes, la zona está llena de pequeños bares donde tomarte una caña + tapa por muy poco dinero. ¡A disfrutar de la vida madrileña!
Imagen de: La chica de las luces 

No hay comentarios:

Publicar un comentario